Solín

Segundo Tercer Cuarto (cómo tardo en escribir en estos días) día de experimentos en la línea de tomografía. Solín {esto de inventar nombres no es lo mío}, un nuevo posdoc, apenas está empezando a trabajar en titanio y en tomografía. Este es su primer experimento en el sincrotrón. Es un tipo agradable, pero me parece que ha alcanzado un cierto nivel de comfort en su desempeño profesional, si me permiten la expresión. No me malinterpreten, tiene un doctorado en materiales y muy buen entendimiento de cuestiones de transformaciones de fase, análisis microestructural y metalurgia en general. Sin embargo, creo que a pesar de ser un muy buen científico de materiales, es un poco unidimensional en su actividad científica.

Casi todos los que estamos en el grupo competimos todos los días para mostrar que somos… bueno, que somos más cabrones que el de al lado. Eso no quiere decir que nos la pasemos siempre trabajando (los jueves de pub son una gran tradición, así como las comidas de grupo los viernes), pero nos encanta invertir mucho tiempo para que la solución de un problema sea automática y así, cuando nos encontremos uno similar, tengamos una herramienta útil. Moath y yo, por ejemplo, nos pasamos compitiendo, tratando de hacer scripts en MatLab, Python o simple bash para resolver problemas que la mayoría de la gente intentaría con Excel. Pero él como usuario de Mac y yo como zelota de Linux, nos negamos a usar a Excel porque nos llena de satisfacción presumir que nuestro script de 20 líneas de código (y cuatro semanas de trabajo) es capaz de leer la cabecera de datos de una imagen de difracción de rayos X, extraer la información que queremos, calcular la deformación de la red y dejar todo listo para una gráfica de poca. MP, por supuesto, se desespera con nosotros porque tardamos a veces semanas en hacer una gráfica que nos convenza. En resumidas cuentas, tratamos muchas veces de reinventar la rueda, esperando que con ello nuestro conocimiento de temas como la programación en bash mejore.

Pues bien, como decía ahí arriba, Solín no se ha molestado en esos detalles. Es un científico de materiales y nada más. En estos días el ser monotarea o más bien monotemático es una limitación importante. Va un ejemplo de una conversación que tuve con él el primer día del experimento.

– Mira, mi estimado Solín. Cuando estás alineando la muestra, puedes usar dos motores: sx y sy. Estos motores pueden moverse en coordenadas absolutas o relativas, dependiendo del comando que utilices.
– ¿Coordenadas relativas? – pregunto él.
– Claro, coordenadas relativas. Relativas, por supuesto, a la posición actual del motor – contesté yo.
– Pero eso es más difícil, ¿no? Sin duda será más fácil siempre usar la posición absoluta del motor, ¿verdad? – pregunto él.
– No necesariamente, a veces usar las relativas es más sencillo, sobre todo cuando necesitas hacer ajustes pequeños – contesté yo.
– Pero es que todavía no acabo de entender lo de relativas, ¿cómo son?- preguntó el.
– ¿Relativas? ¿Nunca has trabajado con coordenadas relativas? Seguramente alguna vez has trabajado con ellas – contesté yo.
– No, nunca. Sigo sin entender qué son coordenadas relativas – contestó él.
– ¿Alguna vez has trabajado con AutoCAD? – pregunté yo.
– Sí, una vez. Pero fue hace muuuuuuuuuchos años. Para serte franco, la verdad ya ni me acuerdo – contestó él.
– ¿Alguien dio un disgusto a este hombre? – preguntó el médico.

Y conforme paso el experimento las cosas se pusieron más difíciles. La mayor parte del trabajo en las líneas de aquí se hace tecleando comandos de bash, en una terminal de SuSe Linux.  Además, uno se tiene que conectar vía ssh, a diversos clusters de computadoras que hacen el trabajo pesado de convertir las imágenes en datos útiles. Solín pasó las de Caín tratando de entenderle a la línea de comandos. Y como le dedicó la mayor parte de sus ciclos de procesador a entenderle, no podía concentrarse en la parte importante del experimento, el análisis de regiones de datos tomográficos. El profesor Belmondo, que también estuvo en este experimento, perdió la paciencia con él varias veces. Le llegó a decir cosas como “¡Esos son cálculos de primer año de carrera, qué digo carrera, son de prepa!” y “Solín, creo que estás tecleando comandos sin saber en realidad qué hacen”. Pero le fue bien. De haber venido MP al experimento, hubiera habido un auténtico rechinar de dientes en la línea. Y es que mi asesor no tiene tanta paciencia.

Pero en fin, de alguna manera conseguimos terminar y al final creo que ya le estaba agarrando a los comandos. Por ahora me voy a dormir. Mañana, afortunadamente, no me tengo que despertar tan temprano. Mi avión de regreso a la Mancunian Republic sale a las 4 y media de la tarde. Al menos tengo tiempo de comer antes de salir rumbo al aeropuerto. Como dato adicional, dado que sólo faltan unos días para ir a México, decidí torturarme viendo fotos de tacos en internet.

Darth Tradd
ESRF Guest House
Grenoble, Francia

3 thoughts on “Solín

  1. Ya se ve, señor, que lo suyo es el autoflagelo. Que le aproveche.

    Un beso.

    P.D. Me hubiera gustado estar durante el resto del experimento, pero me fui a vegetar “a la provincia”.

  2. Mi estimad, solo puedo decirte que yo tampoco se que es una coordenada relativa …. jajajaja no no es ceirto jajaja pues ni modo tienes que enseñar a Solim… y con mas paciencia que el mismisimo KAAAAAAAALIIIIIIIIMAN!!!!!!!!!!!

    Para que veas que buena onda es tu cuate se irá esta noche a comer tacos de pastor con harta cebolla y cilantro, una salsita roja y limoncito…mmmmmm ah!!! obvio y mañana te contaré como estuvieron….

    Ya falta menos!!!!! un abrazo

  3. Sí, mi querida Grimalkin, el autoflagelo y el azote. A mí también me hubiera gustado que estuvieras durante el resto del experimento. Espero que tu vegetación, no espera, tu vegetancia… no, tu estancia en la provincia te haya caído bien. Besto enorme.

    Jajaja, es que de plano Lalete, estaba peor que tú y eso es decir mucho (mal chiste, lo sé). Un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *