En transito, una vez mas

Y, como de costumbre, sin acentos. Acabo de llegar a Doha, la capital de Qatar. Me recibio con unos impresionantes 35 grados centigrados a las nueve de la noche. El aeropuerto es pequeño, pero agradable. Ademas, como solo estoy de paso, no tuve que pasar por los controles de migracion, lo cual siempre es agradable.

Una de las ventajas de ser prieto del anahuac es que uno se mezcla perfectamente con la gente de por aqui. Es mas, ya van un par de veces que me han dicho “salam alaikum” a lo cual simplemente contesto con una sonrisa. Si en Manchester me confundian, aqui esta peor.

Tengo frente a mi 10 horas mas de vuelo y por lo menos dos de espera aqui en la terminal. Me consuela que el servicio de Qatar Airways es en verdad excelente y el Airbus A330 en el que llegue de Manchester era un avion muy nuevo y con equipo de primera: pantalla personal, video en demanda con mas de 80 peliculas para escoger e incluso minijuegos. Por supuesto, tenia que meter la pata, bueno, el muslo. En una de esas que fui al baño no me quite los audifonos y el plug se hizo pedacitos. Pero en serio, los cables quedaron colgando y la carcasa se rompio en tres partes. Cuando le pedi a la aeromoza que si me podia traer otros audifonos, le mostre el cadaver de los anteriores y no pudo evitar reirse: “pues que les hizo?- me pregunto. “Nada, fue un accidente.” Su sonrisa me hizo reir: “Aqui tiene, cuidelos un poco mas”. Musite un gracias y me fui a sentar.

 Me voy, aqui el internet es gratis, pero esta limitado a periodos de 30 mins. A ver si puedo encontrar algo agrable para cenar.

Darth Tradd
Doha International Airport
Qatar

2 thoughts on “En transito, una vez mas

  1. Eso de sólo andar en tránsito no me libró de una revisión en Perú bastante cardiaca porque olvidé poner mi navajita en la maleta y la traía conmigo. Por suerte, la libré.

    ¿Qué encontraste para cenar? Espero que hayas encontrado algo típico de la región y que no hayas tenido que conformarte con pequeñas hamburguesas en higiénicas cajitas.

    Saludos

  2. Que bueno que la libraste, Grimalkin querida, es una lata eso de tener que desprenderte de tus cosas por controles de seguridad. Al final no había nada interesante para cenar y acabé comiendo una hamburguesa en un higiénico papel encerado. No, no era de MacDonald’s o Burger King, era de una parrilla que estaba ahí en el aeropuerto. Ni modo, lo demás no se veía muy bien ni era tradicional, a menos que la comida en Qatar sea pasta o pechugas empanizadas.

    ¡Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *