Casi al final

Casi terminan los 3 días de experimento en la línea de tomografía. La verdad es que nos ha ido bien. La preparación de la línea fue bastante rápida y en general hemos obtenido buenos resultados. La experiencia ha sido muy, muy interesante. El sincrotró(la fuente luminosa suiza {SLS}) está situado en un pueblito escondido en las montañas. La ciudad más cercana es Brugg y aún así sólo tiene 10,000 habitantes. La gente es muy amable pero el gran problema, aún más difícil que en Francia, es el idioma. Esta es la zona de influencia alemana de Suiza y, aunque el inglés es ampliamente hablado, todo mundo habla alemán.

Debo decir que mi casi totalmente inexistente alemán me permitió comer aceptablemente, cuando vi schweinemedaillons en el menú del restaurante. Una de las pocas palabras que me sé en alemán (Schweinehund) significa literalmente (o algo así) puerco perro, aunque coloquialmente sea una ofensa un poco más seria. Cuando vi los schweinemedaillons me di cuenta que había acertado y que pedí medallones de cerdo. Creo que no estuvo tan mal.

La cocina suiza es rica, condimentada mayormente con azafrán. Además, al menos en esta zona, sirven rösti a la menor provocación. El rosti no sabe mal, al contrario, me parece un excelente acompañante de la carne. Sin embargo, a veces exageran y tres cuartas partes del plato es rösti, decorado con una salchicha. No puedo quejarme, dado que en México comemos tortilla a la menor provocación y me ha tocado ver gente haciendo tacos de chilaquiles. Lo juro.

Mañana a las 7 de la mañana se termina el tiempo en la línea y regresamos todos a Zurich. De ahí sigo mi camino hacia Laussane, donde voy a visitar al buen Master y festejar su cumpleaños. Creo que este ha sido el viaje más largo que he hecho en tierras europeas, finalmente regresaré a Manchester el miércoles por la tarde. Estoy seguro que me esperará suficiente trabajo para mantenerme ocupado el fin de semana.

Darth Tradd
Paul Scherrer Institute
Villigen, Suiza

3 thoughts on “Casi al final

  1. Zurich… en una de esas te encuentras a Holocáustica. La niña está allá en una especie de congreso de pediatras. Su último comunicado fue “todos hablan alemán y yo no les entiendo ni una palabra.”

    Las frases que sí se aprendió son “Merci vielmal” como quien dice “gracias” y la más valiosa combinación “Ich verstah nöd, Redet Sie Änglisch? ” que es “No entiendo nada, ¿habla usted inglés?”

    Suerte y saludos…

  2. Mira que curioso, Jack, con un poco de suerte pude encontrármela. Bueno, de hecho todavía puedo, mañana me regreso a Zurich y de ahí a Manchester. Gracias por los buenos deseos, créeme que mis limitantes en los idiomas me han frustrado bastante en este viaje. ¡Saludos!

    ¡Animo, Grimalkin! Hay días muy difíciles, donde parece que todo se viene encima, pero eventualmente encontrarás la solución. Te mando un muy fuerte abrazo y un beso desde la lluviosa (maldición!) Laussane.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *