Ciclos

Hace 6 años era yo un joven (en serio, era joven, tenía 22) ingeniero industrial recién egresado. Trabajaba como ingeniero de calidad en una empresa de troquelados, tenía novia, el título a la vuelta de la esquina (pues en los tecnológicos puede uno titularse por promedio) y, en general, estaba comenzando mi vida profesional.
Entonces, mi rumbo tuvo un cambio de unos 270 grados (me pasé de la vuelta, pues). Recibí una invitación de parte del gobierno de México para estudiar una maestría en cualquier instituto tecnológico del país, en el Instituto Politécnico Nacional o el CINVESTAV. Dado que la maestría más interesante (Ciencia de Materiales) estaba en esta última institución, me lancé para allá, persiguiendo algo que todavía no sabía bien qué era. Aún así, comencé la maestría en Mayo del 2000.
Para esos días, yo no sabía nada del CINVESTAV. Me enteré que sus siglas significaban Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional. Con un nombre tan pomposo, la gente que estudia o trabaja ahí debe ser de lo más presuntuoso que exista en este mundo.
Y en efecto, había gente que necesitaba terapia urgente, pero la gran mayoría hizo mi estancia un período muy agradable. Hay amistades excelentes que hice ahí y que han durado hasta estos días. Durante dos años estudié para terminar las materias de rigor y comenzar con mi tesis. Ahh, mi tesis de maestría… Tantos recuerdos, tantos desvelos y tantas decepciones.
Cuando por fin pude defender mi tesis, en Diciembre del 2004, ya no era la misma persona que comenzó la maestría.
Estaba más viejo, pero con más experiencia. Sin novia, pero más libre. Alejado de la Ingeniería Industrial, pero encontrando mi camino en la Ciencia de Materiales. Con menos pelo, pero con más canas (Creo que esto último no fue tan bueno…)
Hoy, a seis años de haber egresado de la licenciatura, he encontrado el área en que más me gusta desempeñarme y un proyecto de vida. Es por eso que el distintivo-acreditador-de-la-maestría que me dieron justo antes de regresar al Reino Unido significa tanto para mí. Es sólo un pin de plata con el logotipo del Cinvestav pero, personalmente, es el broche con el que cierro un ciclo muy importante de mi vida. Muchas gracias a todos los que lo hicieron posible.

Distintivo

Darth Tradd
Opal Gardens, Manchester
UK

2 thoughts on “Ciclos

  1. Hace un par de días que leí esto, y sorpresivamente para mí, ahora que vuelvo a accesar a tu página para saber, a través de tus “paco-aventuras”, que es de tu vida, me doy cuenta que no hay todavía, ningún comentario a este respecto, lo que me lleva a concluir que el resto de los “cinves-chicos” estan por el momento, sumamente ocupados, eso Sr., es lo malo de lo bueno de tener puros amigos “importantisisosimos”.
    Así que apesar de no ser parte de ese selecto grupo (Ana, Martha, Victor, el celebre Dr. Trapaga, con su inconfundible voz tabacalera, entre los q recuerdo), me voy a tomar (o mejor dicho ya me tome), la libertad de decirte que te felicito sinceramente no sólo por el “pin” el cual sin lugar a dudas es muy significativo, sino porque lograste materializar todo ese esfuerzo al conseguir tu beca, la cual te tiene ahora lejos de nosotros, pero muy cerca de lo que quieres.
    Hay personas, mi queridisimo amigo, cuya capacidad intelectual va más allá de lo permitido, pero cuya humildad rebasa los límites de lo impensable, esa extraña aleación es una buena parte de lo que considero tú estas hecho.
    Muchas Felicidades mi queridisimo amigo, Sr. Ing., Master y cuasi Doctor.

  2. Mi estimada y dilecta amiga,

    Te agradezco mucho el comentario y todo los amables comentarios que tienes sobre mi persona. No creo que anden ocupados, más bien es rarísimo que comenten.

    Te agradezco de verdad esa última frase de la aleación. Me has dejado sin palabras.

    Te mando un muy fuerte abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *