Hoy, siete de septiembre, se cumplen 15 años de que salí de México y me mudé a Manchester, en el Reino Unido. Había conseguido una beca Conacyt para estudios de doctorado en el extranjero y estaba listo para incorporarme al grupo de investigación en la Escuela de Materiales en la Universidad.

Cumplido mi objetivo, regresé a México también un 7 de septiembre, pero de hace 10 años. En menos de dos meses ya estaba en Saltillo incorporándome al grupo de Ingeniería Metalúrgica en el Cinvestav. Ahora sí no puedo decir que el tiempo se pasó pronto, realmente puedo sentir esos 10 años en las experiencias, trabajo y en las canas de mis sienes.

Dejo aquí un recuerdo de las canciones de esos cinco años que pasé en la Ciudad de Alcohol y Lluvia que es Manchester, en la Pérfida Albión, a la que llamé la Isla de la Soledad, aunque me diera grandes amistades.